SIN RESPUESTA OFICIAL TERMINA LA VIGILIA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS EN PLAZA DE MAYO

Tras una larga jornada en la Plaza de la Victoria, los Qom y otras comunidades indígenas terminaron el viernes la vigilia que mantuvieron para ser recibidos por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Sin obtener respuesta alguna convocaron para este miércoles a las 16 para seguir reclamando por sus derechos y dieron un plazo de 20 días para ser llamados a una audiencia con el gobierno. Si no logran ser escuchados harán un nuevo acampe de todos los pueblos en Plaza de Mayo.

“La lucha es de los indígenas, aunque ellos crean que estamos siendo manipulados, tenemos 500 años de experiencia de lucha”, dijo Félix Díaz en respuesta al Gobierno que se excusó de no recibirlos por afirmar que el movimiento que responde a Díaz esta “partidizado”.
Cuando terminaba la vigilia el viernes por la tarde, el representante Qom agregó: “No podemos saber lo que piensa la presidenta, lo que sí sabemos es que tenemos derechos constitucionales y en eso nos basamos”.

Díaz, quien fue electo vocero del Concejo Plurinacional Indígena en la Cumbre de los Pueblos que se llevó a cabo la semana pasada en la capital formoseña señaló además que la vigilia, realizada en conjunto con representantes de 15 comunidades originarias, se llevó adelante para informar al gobierno y sobre todo a la Presidenta la lucha por seguir habitando en sus territorios ancestrales y que se termine con la persecución y los asesinatos en las comunidades de Formosa y de Chaco.

Por su parte, Adolfo Pérez Esquivel volvió a decir que hace tiempo que vienen pidiendo entrevistas con la Presidenta pero que no han tenido respuesta. “La presidenta debe gobernar para los 40 millones de argentinos. Los derechos humanos no se pueden acotar al período del ’76 al ’83, también hay que pensarlos hoy”, dijo el Premio Nobel de la Paz.

En relación al argumento del Gobierno, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, expresó: “Si el movimiento está politizado es porque la pelea es política. Yo también busco a mi hijo y hago política, pero no hago partidismo, y las comunidades indígenas tampoco hacen partidismo”.
(Argenpress)

El Asunto Indígena

A falta de Cristina, luego de la vigilia de 24 horas hecha en la Plaza de Mayo, hoy se dio por aludido Daniel Fernández. En notas brindadas a Página/12, Tiempo Argentino y Telam, el titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), se quejó de que Clarín y La Nación utilicen el tema para criticar al gobierno nacional. Pero al mismo tiempo acusó también a Félix Díaz de ser un “dirigente mediático”. El mismo que sufre persecución a su familia por reclamar las tierras de su comunidad, reprimida en todo sentido por el gobierno de Formosa. Al mismo tiempo, luego de largos meses de dilación asegura ahora que el relevamiento de la Comunidad La Primavera comenzará en días, el 25 de junio. Y prometió también que se prorrogará la Ley por cuatro años más, un pedido hecho por las organizaciones, como la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

ANÁLISIS (por Eduardo Soler)

“Hay representantes muy mediáticos, como Félix Díaz, que parecieran arrogarse la representación de todas las comunidades en la Argentina”, expresó el funcionario nacional, mostrando un gran desconocimiento de su asunto indígena. Justamente, en la Cumbre realizada la semana pasada, el qarashe qom fue uno de los dos elegidos para hablar en representación del Consejo Plurinacional Indígena, que agrupa a 15 pueblos originarios del país. La adjetivación como “mediático” resulta así un nuevo estigma que baja desde el Estado Nacional para identificar a aquel que se atreve a levantar la voz y acercarse hasta la Capital Federal para denunciar los atropellos a los pueblos originarios. Ayer en Radio Nacional Folklórica, Félix había dicho también que hay funcionarios del INAI que no son indígenas y por ello no pueden comprender el sufrimiento de su pueblo. Una gran sabiduría.

Otra frase que dejó Fernández a Página/12: “No se cuenta toda la verdad, como que en el Bicentenario, Cristina recibió a más de 400 referentes indígenas de todo el país, sin intermediario alguno”. Esa misma ocasión, que sí fue resaltada por los medios comunitarios, es la que mejor explica que los indígenas no son ni “opositores” ni “oficialistas”. “Queremos que nos traten como indígenas, como pueblos preexistentes”, reiteran. Esa marcha histórica también la organizó el mismo Consejo Plurinacional Indígena. En el encuentro que mantuvieron, la mandataria actuó como si fuera una delegación que le iba a dejar una ofrenda, y no a dialogar sobre sus derechos. Ante los reclamos, la Presidente advirtió que “hay que ser inteligentes”: si un territorio tiene petróleo, la única posibilidad es la explotación. Por ello la amta Argentina Paz Quiroga le respondió en la vigilia:”actuamos inteligentemente”.

El titular del INAI argumentó que el relevamiento no avanza como es debido por un actor: “Empresas privadas que buscan extender sus cultivos de soja o mantener sus emprendimientos en minería”. Es cierto que se trata de un factor a tener en cuenta. Sin embargo, para ampliar el debate, debe considerarse como justamente la política estatal alienta esta situación. En la presentación del Plan Estratégico Agroalimentario, la propia la Presidenta expuso como objetivo aumentar de 52 a 71 millones de toneladas la producción de soja. No es un misterio que el territorio sobre el que se avanza está en mano de campesinos e indígenas, que en muchos casos conviven con el bosque. La afirmación sobre “emprendimientos en minería” revela un cinismo particular, cuando la Secretaría de Minería es la principal agencia publicitaria de las corporaciones del sector. Y en el mismo sentido iba el llamado a la inteligencia. Para la Presidente, significa explotar el petróleo donde haya, sin importar el territorio.

Sobre el relevamiento, el funcionario del INAI dice también: “Actualmente estamos a mitad de camino, con 450 comunidades y 4,5 millones de hectáreas registradas”. De acuerdo a la carta presentada por el Consejo Plurinacional Indígena, que también se basó en datos del INAI, se gastó el 76 por ciento del presupuesto y sólo fueron relevadas el 24 por ciento de las comunidades. Dice también el Daniel Fernández: “Cuando queremos implementar la ley, las provincias nos plantean el tema del federalismo, obligándonos permanentemente a negociar y acordar”. La alianza con el gobierno de Insfran es más que clara, de protección y aval político. El funcionario avala también la reforma del Código Civil porque mejoraría la titularidad comunitaria de las tierras, mientras que los indígenas piden una ley especial para el articulado indígena y denuncian que no hubo participación.

La última pregunta de Página/12 hace referencia al Protocolo de Seguridad. Según el titular del INAI: “Es para articular la acción de la Gendarmería Nacional, para que no haya agresiones externas, con la policía provincial que ha abusado en la represión en algunas tierras. Es perfeccionar un mecanismo de protección que ya poseen estas comunidades”. ¿Cuál será la calificación por el “abuso de represión” que hace la policía provincial? La reflexión nos retrotrae a los dichos de Pablo Pimentel, de la APDH de La Matanza: “Los derechos humanos se defienden o se violan, no puede haber un término medio”. Sin embargo, Félix Díaz, el “dirigente mediático” según el funcionario nacional, sufrió recientemente nuevos ataques a sus familiares. Por eso incluso llegó a pensar en dejar su rol como qarashe (líder) que había sido otorgado en elecciones democráticas. No habló Fernández de los gobernadores destituyentes.
(Fuente: Mapuexpress)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s