UNA VISTA CASI SURREAL DEL CAMINO HACIA IRUYA

IRUYA, Salta.- El camino de acceso a Iruya, en una parte de varias curvas en zigzag. Los vehículos que circulan parecen hormigas. Detrás, Campo Carreras, una de las comunidades que componen el Municipio de Iruya. (Foto: Mariale).

Anuncios

Un comentario sobre “UNA VISTA CASI SURREAL DEL CAMINO HACIA IRUYA

  1. ESTIMADOS ESTO EL PUEBLO LO DEBE SABER SOY JAVIER LOPEZ DESDE SALTA
    SALTA (Redacción) ─ Cándido Cruz, el ex intendente de Iruya, fue imputado por la Fiscalía Penal 5 por los delitos de falsa denuncia y malversación de caudales públicos.

    La investigación llevada adelante permitió establecer que los 350 mil pesos que supuestamente le robaron de su vehículo se trató, en realidad, de un “autorobo”. El 10 de septiembre del año pasado, Cruz, en ese momento aún en su cargo como intendente de la localidad de Iruya, denunció el robo de 350 mil pesos, dinero que formaba parte de una remesa de $ 520.000 que había cobrado ese día, alrededor de las 13, en la sucursal de calle Belgrano del banco Macro.

    El ex intendente sostuvo que los fondos correspondían al municipio, y que tras salir del banco, se dirigió a la esquina de las calles General Güemes y Zuviría, donde tenía estacionado su vehículo, un Peugeot Boxer, en el cual se dirigió a un comedor ubicado en calle Mendoza al 1.000.Cruz, según las actuaciones, dijo que debido a lo abultado del dinero, una parte, 350.000 fueron acondicionados en el portafolio que llevaba, mientras que los otro 170.000 estaban dentro de una bolsa de plástico, los que dejó guardado debajo del asiento del chofer.

    Al descender, el ex intendente afirmó que dejó el portafolio entre los asientos delanteros, aseguró el vehículo e ingresó al comedor San José para almorzar con un amigo, donde estuvo por casi una hora, tras lo cual regresó a su rodado, oportunidad en que descubrió el robo del portafolio, en cuyo interior tenía los 350 mil pesos, documentación de la intendencia, sellos y chequeras del Fondo Federal y otra de Coparticipación.

    En su denuncia, Cruz indicó que los ladrones rompieron la cerradura de la puerta del lado del acompañante, sustrajeron el maletín y también el estéreo. Asimismo, dijo que por el lugar pasó un camión con otros empleados de la municipalidad, a quienes intentaron hacer detener, pero siguieron de largo.En función de esta denuncia, la fiscal pena, Gabriela Buabse, inició una investigación que permitió establecer que la misma en realidad no existió. Como resultado de una inspección ocular y una pericia en el vehículo del ex intendente, se pudo precisar que la cerradura que Cruz dijo haber sido forzada, en realidad no fue así.

    El ex intendente aseguró que la chapa, de alrededor de la cerradura, estaba en el piso, sin embargo, un perito cerrajero determinó que el tambor no había sido dañado, y que funcionaba correctamente. Incluso explicó que por la característica de ese modelo, la única manera de abrir el rodado era con la llave origina o con un daño mucho mayor al observado.Por otra parte, las pericias determinaron que el estéreo que Cruz indicó fue arrancado de su lugar, tampoco presentaba daños, y que solo fue extraído de su posición.

    A esto, informó la fiscal, se sumo el resultado del análisis de las imágenes tomadas por un domo ubicado en esa arteria, durante la hora en que el ex intendente dijo que se produjo el robo.

    Según las imágenes tomadas por el Centro de Video Vigilancia se observa el vehículo estacionado, pero no así escena de que haya sido objeto de un ilícito. Asimismo, se pudo apreciar a Cruz cuando le hacía entrega a persona en un camión de un elemento, lo que contradice la versión que había brindado al denunciar el hecho.

    Imputación penal

    En vista de los elementos reunidos, la fiscal imputó a Cruz los delitos de falsa denuncia y malversación de caudales públicos, delito por los cuales el Código Penal establece penas de hasta diez años de prisión e inhabilitación absoluta para ejercer cargos en la función pública.Al momento de calificar el hecho, Buabse sostuvo que “Cruz, en su calidad de intendente del municipio de Iruya le fue confiada la suma de 520 mil pesos, siendo dicha suma destinada al municipio, de carácter público”.

    Agregó que “el imputado mediante maniobras ardidosas, las cuales incluyeron efectuar una denuncia falsa, simulando un supuesto robo mediante el cual personas desconocidas se habrían llevado $ 350.000 de esos fondos públicos y otros elementos”.

    Respecto a los argumentos esgrimidos por Cruz en su denuncia, la fiscal sostuvo que dichas afirmaciones “fueron descartadas con los elementos probatorios que se incorporaron durante el desarrollo de la averiguación preliminar. Por lo cual esta fiscalía estima que la denuncia efectuada por el imputado Cruz resulta falaz, y que el mismo mediante el accionar que se le imputa sustrajo los fondos y bienes que pertenecían al municipio de Iruya”.

    Atento a ello, la fiscalía notificó a Cruz de la imputación penal y citó al mismo para la audiencia respectiva, la cual se llevó a cabo ayer en la sede de la fiscalía, en calle Paraguay, oportunidad en la que el ex intendente fue notificado de la acusación penal en su contra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s