VISITÁ NOTIRUYA EN GOOGLE MAPS

Te compartimos la ubicación de NOTIRUYA en Google Maps.
Visitanos allí y dejá tus fotos!
Y comentá qué te parece NOTIRUYA.

https://goo.gl/maps/VT7hECb1TDG2

Anuncios

HOY, UNA TARDE APACIBLE Y SOLEADA EN IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina, 30/06/18.- La tarde del sábado se presentó con una agradable temperatura, soleada y serena. Las montañas antes del atardecer, lucían a lo lejos, contagiando una sensación de paz. (Foto: Pablo Harvey).

CURIOSAS FORMAS EN LAS MONTAÑAS DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- En las montañas de la zona cercana a Iruya pueden verse unas formas curiosas. Misteriosas figuras parecen observar de pie desde los cerros. Formas y colores sorprenden a quienes se toman el tiempo de observar. (Foto Kusi Chaska).

DESDE IRUYA, MIRANDO HACIA EL SUR

IRUYA, Salta, Argentina.- Vista de la zona donde paran los ómnibus, mirando hacia el sur. Puede verse la playa del río Colanzuli; en la ruta de acceso, un ómnibus espera estacionado mirando hacia Humahuaca. El poste en el medio parece partir la imagen en dos: hacia la izquierda, parte del barrio La Banda. (Foto: Casita El Hornero).

NUBES POR ARRIBA Y CURVAS POR ABAJO, CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Camino a Iruya, observar el paisaje puede ser una experiencia única. Nubes blancas sobre un fondo celeste puro juegan arriba en el cielo. Por abajo, las curvas y contracurvas hacen que el paisaje sea de lo más variado. (Foto: Carlos Icardi).

UN CÓNDOR SOLITARIO SOBREVUELA EL PAISAJE DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Un lugar fantástico para conocer en Iruya es la Panti Pampa. Es una meseta inclinada, a la cual se llega después de subir una cuesta pronunciada. Por supuesto, solamente caminando. El paisaje desde allí es formidable, rodeado por quebradas y un poco más lejos los cerros. Allí, es posible avistar cóndores, como el que puede verse en la imagen. Y si el día es calmo, sin vientos, es también posible llegar a ver un cóndor en vuelo casi rasante.
Panti Pampa, otra de las opciones maravillosas que ofrece Iruya. (Foto: Caleidoscopio).
Si querés realizar esta y otras excursiones, contactate con Pablo Harvey: 0387-155923975 (cel y whatsapp). O por mje privado:https://www.facebook.com/pablo.harvey.ayni

RINCONES MÁGICOS ESCONDIDOS EN LOS CERROS DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Entre los cerros de Iruya hay lugares de una belleza inconmensurable. Las formas que parecen seres mitológicos, las pendientes que contradicen lo real, los colores maravillosos y el viento al fluir entre los espacios que quedan libres entre las moles misteriosas, logran darle a ciertos lugares un aspecto sobrenatural. Magia entre los cerros, que desafía los sentidos. Chimeneas fantasmagóricas parecen surgir desde las profundidades, confluyendo hacia espacios planos pintados con pinceladas de colores claros. Ver, percibir, sentir para creer. (Foto: Pablo Harvey).

CAE LA TARDE EN IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Los oblicuos rayos del sol iluminan las montañas, llenando con su calidez los valles y acariciando las crestas erguidas.
Y bien abajo, en la profundidad del valle, Iruya recibe la última luz del día. Una vista que llega al corazón. (Foto: Eva Mangieri).

009 eva mangieri

SE CELEBRA EL INTI RAYMI EN EL MUNDO ANDINO

MUNDO ANDINO, 21/06/18.- La celebración del Inti Raymi se realiza con la salida del sol del día 21 de junio. En el Cusco, Perú se celebrará el 24.
Las imágenes corresponden al Inti Raymi de 2017 celebrado en Iruya. Las fotografías son de Pablo Harvey.

El Inti Raymi o Fiesta del Sol era la festividad más importante, más grande y espectacular que se llevaba a cabo en el Tahuantinsuyo. Esta celebración, instituída hace más de seis siglos por el inca Pachakuteq, era una ceremonia religiosa en honor del dios sol Inti, y también marcó el solsticio de invierno y un nuevo año en los Andes.
Los sacerdotes incas realizaban la vinculación del sol: en Machu Picchu hay todavía hoy una gran columna de piedra llamada inti huatana, que significa “picota del sol”, literalmente “para atar al sol”. Simbólicamente, esta ceremonia para atar al sol tenía la finalidad de impedir que el sol se escapara. Los conquistadores españoles, en parte por desconocimiento y en parte por intentar borrar las huellas de una cultura que nunca supieron comprender, destruyeron todos los inti huatana que hallaron, extinguiendo casi completamente la práctica de vinculación del sol. Pero nunca pudieron encontrar el inti huatana de Machu Picchu. A pesar de ello, hacia el año 1572 la Iglesia Católica (sumando una más a la lista de equivocaciones de su historia) logró impedir todas las fiestas y ceremonias Inti; no obstante, los súbditos del Inka siguieron festejando el Inti Raymi a escondidas de las autoridades españolas, haciéndolo coincidir con la fecha cristiana de Corpus Christi.
El Inca Garcilaso de la Vega (1539-1616), escritor peruano descendiente de las noblezas incaica y española por línea materna y paterna respectivamente, recopiló descripciones de estos festejos en su obra más famosa, “Comentarios Reales”.

En el Cusco, Perú, se reinstituyó la celebración y representación del Inti Raymi desde el 24 de junio de 1944, cuando fueron establecidas las fiestas de la ciudad en recuerdo a su milenario origen. Los cusqueños siguen representando el Inti Raymi para conmemorar la llegada del solsticio de invierno, con el mismo fervor con el que sus ancestros lo realizaban hace siglos.

El solsticio de invierno corresponde al instante en que la posición del sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste; esto se manifiesta en la reversión de la tendencia al alargamiento de la duración de las noches y al acortamiento de las horas del día. O sea, justo antes del solsticio de invierno se produce la noche más larga del año (y a su vez el día más corto). En nuestro calendario actual la fecha del solsticio de invierno es el 20 de junio, y es cuando la mayoría de los pueblos festeja el Inti Raymi, a excepción del Perú, que lo festeja el 24 de junio, desde el año 1944.

La fiesta del Inti Raymi tiene lugar al final de la cosecha de tubérculos y maíz para agradecerle al Sol (Inti) por las abundantes cosechas, o en su defecto para pedirle mayores cosechas en la próxima temporada. Inti y su fervor solar aseguran así la continuidad y la renovación de la vida; sus benéficos rayos propician las buenas y abundantes cosechas y la salud, por lo tanto, de hombres y animales. Inti Raymi es una comunicación entre lo humano y la divinidad bienhechora. Una fiesta ancestral en las alturas montañosas de los Andes donde lo profano y lo sagrado se unen, se reconcilian.

Actualmente la celebración más importante del Inti Raymi se realiza el 24 de junio de cada año en el Cusco, Perú. La parte central de la celebración tiene lugar en la plaza de Saqsaywaman, una impresionante explanada que se encuentra a unos dos kilómetros del Cusco. Esta plaza guarda la memoria de la floreciente cultura inca y de las atrocidades que se cometieron en nombre de la colonización por parte de España. El nombre Saqsaywaman deriva de dos términos de la cultura quechua, “saqsay” y “waman”, y su significado es “sacíate halcón”.
Según Garcilaso de la Vega esta plaza, que se encuentra a 3550 metros de altura sobre el nivel del mar, fue la Real Casa del Sol y el Templo Consagrado al Rayo.
La preparación de los festejos del Inti Raymi comienza en el templo del Qoricancha; luego continúan en la misma plaza del Cusco, desde donde la comitiva real del Inka se traslada hasta la explanada de Saqsaywaman, en donde se han instalado tribunas para posibilitar la comodidad y participación del público local y los visitantes (se estima que cada año concurren más de cien mil en total).

Distintos y múltiples festejos del Inti Raymi se realizan en todo el mundo andino. Ejemplos de ello se encuentran en Perú, Ecuador, Bolivia, Chile y en nuestro país en algunos lugares de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, Buenos Aires y otras provincias más.

193 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- El fuego arde, esperando la salida del sol. Cada uno de los participantes trajo un poco de leña. (Foto: Pablo Harvey).
194 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- Algunos de los participantes de la ceremonia del Inti Raymi. Los que se animaron a levantarse en el frío, unas tres horas antes del amanecer. (Foto: Pablo Harvey).
195 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- En ronda, alrededor del fuego. Ceremonia del Inti Raymi. (Foto: Pablo Harvey).
196 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- Parte de la ceremonia del Inti Raymi. (Foto: Pablo Harvey).
197 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- Ceremonia del Inti Raymi. El sol ya va dorando las crestas de las montañas. Esperando los primeros rayos directos del sol. (Foto: Pablo Harvey).
199 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- Un momento durante la ceremonia del Inti Raymi. (Foto: Pablo Harvey).
200 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- Recibir los primeros rayos del sol en las palmas de las manos es una sensación única, que solamente pueden describir aquellos que la sienten. (Foto: Pablo Harvey).
201 ph
IRUYA, Salta, Argentina, 21/06/17.- El grupo que participó de la ceremonia del Inti Raymi, con las palmas de las manos hacia el sol. (Foto: Pablo Harvey).

IRUYA BRILLA EN UN VALLE RODEADO DE MONTAÑAS IMPONENTES

IRUYA, Salta, Argentina.- En los andes salteños, rodeado de montañas verdaderamente imponentes, a 2800 msnm, brilla el pueblito de Iruya. Al pasear por los alrededores, realizando un trekking subiendo a alguno de los cerros, las vistas son impactantes.
Sin lugar a dudas, Iruya es uno de los lugares más hermosos de Argentina, que vale la pena conocer. (Foto: Lore Defaveri Campagnoli).