IRUYA BAJO UN MANTO DE NUBES BLANCAS

IRUYA, Salta, Argentina.- Camino hacia Iruya, una visión que impacta logra captar toda la atención. Montañas lejanas, de tonos azulados y grisáceos, se perfilan en el horizonte. Un manto de densas nubes blancas al centro, parece un lago mitológico con aguas en ebullición. Debajo de la escena, justo al centro de la capa de nubes, está Iruya. (Foto: Anna Neme).

Anuncios

NUBES POR ARRIBA Y CURVAS POR ABAJO, CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Camino a Iruya, observar el paisaje puede ser una experiencia única. Nubes blancas sobre un fondo celeste puro juegan arriba en el cielo. Por abajo, las curvas y contracurvas hacen que el paisaje sea de lo más variado. (Foto: Carlos Icardi).

CAPRICHOSAS CURVAS CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- El camino a Iruya tiene en ciertas partes curvas muy cerradas, que parecen diseñadas por alguien muy caprichoso. Sucede que el relieve y la presencia de masas de roca hacen que el trazado sea complicado. Pero todo ello tiene una ventaja adicional; al dar vueltas permanentemente, el paisaje cambia una y otra vez, haciendo que su recorrido sea atrapante. (Foto: Belén Wedeltoft).

EL IMPACTANTE CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- El camino a Iruya, una vez dejada atrás el Abra del Cóndor y ya en la ruta provincial 133, es verdaderamente impactante. Con las curvas muy pronunciadas y un impresionante zigzag que recuerda a alguna de las figuras de Nazca, inmerso en un paisaje único, se ve más lejos la comunidad de Campo Carreras. La toma corresponde a la época de verano. (Foto: relato NOA).

PIE DE LA CUESTA, CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- En el camino hacia Iruya, unos 13 km antes de llegar, se encuentra el paraje Pie de la Cuesta. Allí hay una pocas viviendas, el lugar donde duermen la gente de Vialidad de Salta, y la gruta a la Virgen del Camino. Se llega a este paraje luego de descender una ladera muy empinada, con varias curvas prácticamente a 180 grados. Y el paisaje es espectacular. (Foto: Anna Neme).

EL CAMINO A IRUYA, UNA EXPERIENCIA ÚNICA

IRUYA, Salta, Argentina.- El camino que conduce a Iruya tiene vistas espectaculares. Montañas de colores muy variados, el camino que serpentea con curvas pronunciadas, quebradas, la playa del río bien abajo, el Cerro Morado (5100 msnm), sorprenden a quien recorre estos 54 km desde la ruta nacional 9 hasta Iruya.
Recorrer este camino significa una experiencia única, que hará que el viajero vaya de una sorpresa en otra. (Foto: Néstor Riera).

EL CAMINO A IRUYA, UN REGALO PARA DISFRUTAR

IRUYA, Salta, Argentina.- El camino a Iruya es algo que se disfruta plenamente. Paisajes, curvas, quebradas, cerros, en una disposición única. Un regalo para quien lo transite. (Foto: Lada Sojková).

IRUYA, EN UNA VISTA PLENA DE FANTASÍA

IRUYA, Salta, Argentina.- Tomada hace varios años, esta vista fantástica de Iruya, que aparece arriba, iluminada por los rayos del sol. A la izquierda, en el camino que serpentea al costado del río casi seco, se ve el ómnibus camino al pueblo. (Foto: Miguel Alex Puigluz).

CURVAS DE FANTASÍA, CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- En la zona de el campo, el camino hacia Iruya desciende en varias rectas casi transversales comunicadas por curvas pronunciadísimas, lo que le confiere un aspecto casi fantástico. En la imagen, el camino parece una telaraña; se ve un vehículo bien a la derecha, y otro hacia la izquierda. (Foto: Héctor Botero).

EL MÁGICO CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Cuando vengas para Iruya, el camino será una experiencia asombrosa que vivirás curva tras curva. Te sorprenderás de la majestuosidad de los cerros, o de la profunda lejanía de los valles; recorriendo cada tramo te maravillarás ante lo que se presenta ante tus ojos. Te emocionarás con los suaves verdes o los marrones, los grises y los tonos rojizos, podrás ver pequeños pueblitos que estoicamente viven al pie de las montañas gigantes. El camino a Iruya es mágico, y nunca lo olvidarás.