MARAVILLOSO JUEGO DE LUCES Y SOMBRAS EN EL ATARDECER DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Con el cerro Morado de fondo (5100 msnm), un frío atardecer visto desde una altura de unos 4000 m.
Delante, casi a oscuras y con los últimos rayos del sol de la tarde dorando su cumbre, un cerro parece emerger de las tinieblas. Luces y sombras; magia en Iruya. (Foto: Pablo Harvey).

Anuncios

MARAVILLOSA VISTA DE EL CERRO MORADO Y COLANZULI, EN IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Camino a Iruya y poco después de cruzar el límite entre las provincias de Jujuy y Salta, el viajero se encuentra con una vista maravillosa. Hacia abajo, la localidad de Colanzuli, una de las comunidades que componen el municipio de Iruya. Y destacándose al fondo, la imponente figura del Cerro Morado, que con sus 5100 msnm domina el panorama. Y muchas veces pueden verse sus cumbres nevadas, lo cual aumenta la belleza del paisaje. (Foto: Guillermo Castillo Turismo Salta).

UNA APACHETA SOLITARIA EN LA CUMBRE DEL CERRO MORADO, IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Iruya es una tierra de vistas y experiencias maravillosas. Algunas sólo son accesibles para quienes se toman el tiempo y tienen un físico que les permita ascender hasta los 5000 metros.
Una apacheta solitaria, cual vigía de un paisaje vasto y sobrecogedor. Vista desde la cumbre del Cerro Morado (5100 msnm). Hacia la derecha de la imagen, en color claro, se ve el Huancar de Abra Pampa. (Foto: Pablo Harvey).

EL CERRO MORADO (5100 msnm), EL MÁS ALTO DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- El Cerro Morado puede verse imponente desde el Abra del Cóndor, límite entre las provincias de Salta y Jujuy. Con sus 5100 msnm, es la mayor altura de la zona.
Sorprende el color de sus laderas, en la parte superior de color morado, de ahí su nombre.
Fue desde hace siglos un cerro sagrado para los antiguos habitantes de la zona de Iruya, y para muchos aun sigue siéndolo. Es una montaña con muchas historias; en partes pueden verse aun restos del qhapaq ñan (camino del inca). Y en la cumbre, restos de un altar incaico.
Es una masa imponente, que domina toda la zona. (Foto: Pablo Harvey).

VISTA PANORÁMICA DE COLANZULI, IRUYA

COLANZULI, Iruya, Salta.- Una fantástica vista de esta localidad, una de las comunidades que componen el Municipio de Iruya, tomada desde la cumbre del Cerro Morado (5100 msnm). Las flechas amarillas muestran el camino que conduce hacia Iruya. La de la izquierda, antes de llegar al Abra del Cóndor. La de la derecha, en la zona denominada “El Campo”, con sus curvas en zigzag pronunciado. La flecha verde muestra el camino que llega a Colanzuli. (Foto: Pablo Harvey).

EL CERRO MORADO, APU DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- El Cerro Morado (5100 msnm) es y fue un cerro sagrado para la zona de Iruya. Los cerros sagrados, también denominados “apu”, son los cerros protectores de una determinada comunidad (por ejemplo, el apu de Machu Picchu es el Huayna Picchu). En la imagen, cubierto de nieve. (Foto: Guillermo Castillo Turismo Salta).

COLANZULI (IRUYA), UN HERMOSO LUGAR

IRUYA, Salta, Argentina.- Una de los espléndidos lugares que ofrece Iruya al halagado visitante es Colanzuli. A los pies del Cerro Morado (5100 msnm), que aparece majestuoso en la fotografía con sus cumbres algo nevadas. Un paisaje que conmueve el espíritu. Para visitar caminando, o en vehículo.

COLANZULI, CAMINO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Camino a Iruya, una vista hacia Colanzuli. Detrás, el imponente macizo del Cerro Morado, una montaña sagrada para los ancestros. (Foto: Tina Chávez).

MARAVILLOSO PAISAJE DE MONTAÑA DURANTE UN TREKKING ÚNICO

IRUYA, Salta.- Una vista fantástica puede verse desde la Panti Pampa. La escasa vegetación achaparrada, los colores de los cerros y al fondo el Cerro Morado, de 5100 msnm (al centro de la foto en el horizonte. Para disfrutar, un trekking fascinante. (Foto: Pablo Harvey).

 

VISTA HACIA COLANZULI (IRUYA)

IRUYA, Salta.- Una vista invernal hacia la comunidad de Colanzuli, una de las que componen el Municipio de Iruya. Detrás del pequeño pueblo se eleva, majestuoso, el Cerro Morado (5100 msnm). Un lugar especial para visitar. (Foto: Pablo Harvey).