IRUYA, VISTA BIEN CÉNTRICA

IRUYA, Salta, Argentina.- Una vista de Iruya, tomando su parte céntrica. Iglesia, escuela, municipalidad, parte de los barrios La Tablada, Centro y San Roque. Y el río Milmahuasi en la parte superior derecha. (Foto: Pablo Harvey).

Anuncios

UNA VISTA DIFERENTE DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Durante una caminata por los alrededores, de pronto se puede tener una vista diferente del pueblo. La imagen corresponde a la época de invierno. (Foto: Diego Iván Díaz).

HERMOSA VISTA DE IRUYA, LUEGO DE LA LLUVIA

IRUYA, Salta, Argentina.- La foto corresponde a fines de marzo. Una vista maravillosa del pueblo. (Foto: Adolfo Apaza).

EN SILENCIO, CONTEMPLANDO IRUYA 

IRUYA, Salta, Argentina.- Hay muchos paseos diferentes para realizar caminando por la zona. Subiendo por alguno de los cerros que circundan Iruya, se puede llegar a lugares con vistas maravillosas, que invitan a sentarse y descansar un rato. Contemplando la vista, con la naturaleza en todo su esplendor, es como los viajeros podrán encontrar momentos de meditación que quedan para siempre. (Foto: Maria Jose Gisone).

VISTA PANORÁMICA DE IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Una Vista panorámica del pueblo de Iruya, tomada desde el Mirador “La Cruz”. (Foto: Mercedes Maigua).

027 mercedes maigua

UNA POSTAL DE IRUYA 

IRUYA, Salta, Argentina.- Mirando hacia Iruya, apenas llegar, el viajero recibe la primera postal. La imagen clásica, que hizo que fuera conocida en todo el mundo. Iruya es uno de los destinos más bellos. (Foto: María Eva La Ruffa).

LLEGANDO A IRUYA

IRUYA, Salta, Argentina.- Después de recorrer el camino de ripio desde ruta nacional N° 9, pasar por el Abra del Cóndor a 4000 msnm, ingresando en ese punto a la provincia de Salta (antes es provincia de Jujuy), y descender atravesando curvas y tramos rectos, en zig zag, con un paisaje maravilloso, pasar por el paraje Pie de la Cuesta, y recorrer todavía un tramo de unos 13 km más, de pronto aparece el pueblo de Iruya a la vista del sorprendido viajero. En primer plano el río Colanzuli, y al fondo el centro del pueblito, con sus casas que parecen brotar de la montaña y la iglesia en medio de todo. Un marco de montañas altas y escarpadas, un cielo azul con nubes. Para disfrutar en silencio, contemplando la belleza de lo agreste. Así, se llega a Iruya. (Foto: Agustina Zucca).

IRUYA ENTRE LAS NUBES, COMO UN TESORO QUE SE DIVISA EN EL FONDO DEL MAR 

IRUYA, Salta, Argentina.- Si comienzas, en un día nublado, a recorrer uno de los cerros que rodean a Iruya, y subes, y subes más, y todavía más, llegará un punto en que estarás entre las nubes. Desde allí, al mirar hacia abajo, verás aparecer el pueblo de Iruya como un antiguo tesoro que espera ser encontrado. La montaña parecerá decirte “este es el camino, sígueme y hallarás este tesoro”. Y, emocionado ante la vista de un paisaje de belleza sobrecogedora, suspirarás. Y te dirás a tí mismo: qué bueno, qué reconfortablemente bueno es recorrer estos cerros. (Foto: Pablo Harvey).

IRUYA Y SUS CERROS – UNA VISTA NOSTÁLGICA (por Pablo Harvey)

IRUYA, Salta, Argentina.- En un día nublado, una vista del pueblo desde lo alto de los cerros que lo circundan. El paisaje, con sus cerros de colores y sus quebradas, provoca la nostalgia. El pueblo aparece abajo como si fuera una maqueta de fantasía. (Video: Pablo Harvey).

LLEGANDO A IRUYA, UNA VISTA MAGNÍFICA

IRUYA, Salta, Argentina.- La foto muestra la vista que sorprende al viajero al llegar a Iruya. (Foto: Gloria Coronel).

034 gloria coronel