IRUYA, Salta, Argentina.- Luego de caída la noche, realizando una pequeña excursión, desde el Mirador “La Cruz” puede tenerse una inolvidable vista nocturna del pueblo. Cada casa, iluminada por faroles que parecen estrellas, esconde una pequeña gran historia. (Foto: Vincent Dumesgnil).

Anuncios